La tecnología no es una cuestión de edad.

Los mayores y la tecnología

Mi visión sobre la tecnología es positiva desde el punto de vista que considero que gracias a ella las personas mayores pueden mejorar notablemente su estado de salud y su independencia, ambos aspectos clave para mantener su Calidad de Vida. Mi enfoque será desde el punto de vista de la tecnología como ALIADA del envejecimiento activo.

Si bien vemos la edad continúa siendo un factor determinante en el uso de la tecnología, a medida que pasa el tiempo comienza dejar de serlo debido a que llevamos unas tres décadas en contacto con ella.

Hay que considerar que los mayores de 65 años como tal, son un grupo  heterogéneo y se percibe una brecha tecnológica (desigualdad) muy grande dentro de este segmento poblacional.

Es necesario identificar entonces otros aspectos adicionales a la edad que polarizan la aceptación y uso de la tecnología (o no).

Entre los aspectos demográficos encontramos:

  • Sexo: Son más los hombres que las mujeres quienes utilizan más las nuevas tecnologías (recordemos que viven más y son más)
  • Nivel socio-educativo: Los mayores universitarios distan muchísimo en la aceptación de las TIC respecto de quienes solo tienen estudios primarios.
  • Zona geográfica: Los mayores que viven en zonas rurales donde ni siquiera llega internet, están más alejados de las tecnologías.

No menos importantes son las distintas actitudes que asumen los mayores frente a las TIC(1)

  1. Rechazo: Discurso crítico, lo ven como una forma de dependencia.
  2. Resignación: Piensan que son para personas jóvenes y no se ven capaces de adoptarlas. Sienten que se las imponen.
  3. Obigación: Reconocen la comodidad y la seguridad que aportan, por ejemplo, los móviles y la teleasistencia.
  4. Utilitario: Posibilidades de información y comunicación.
  5. Entusiasta: Usuarios avanzados que ven las TIC como parte de su desarrollo personal y general.

Las personas más entusiastas, identifican los siguientes aspectos como la aportación más positiva de las TIC

  • Autonomía
    • Seguridad
    • Información
    • Comunicación

Estas motivaciones se asemejan a la pirámide de necesidades de Maslow y se organizan de la siguiente manera:

Un tercer aspecto no menos importante es poder determinar el tipo de usuario:

  • Usuarios Activos: Que son quienes utilizan por sus propios medios las TIC
  • Usuarios Perceptores de servicios: Personas mayores con mayor nivel de dependencia o discapacidad que no las utilizan activamente pero que forman parte de su vida.

“Ambas perspectivas de la tecnología juegan a favor del «envejecimiento activo». Como usuarios de las tecnologías, estas proporcionan a los ma­yores el acceso a la comunicación, la formación o el ocio, y, en sí mismas, son motivadoras y lúdicas. Como perceptores de servicios apoyados en las TIC, les permiten prolongar su vida en su entorno natural con mayor seguridad, teniendo además un contacto personal con las personas del centro de atención, lo que disminuye la sensación de aislamiento en el caso de las personas mayores que viven solas.” (2)

Por lo tanto, abordar al colectivo “mayores de 65 años” de forma uniforme no sería lo correcto.

Las actitudes, la situación socio demográfica y el nivel de interacción con las TICs a partir de esa edad, cobran gran relevancia a la hora de segmentar y abordar a este colectivo.

No podemos tener una visión simplista y absoluta.

Hecha esta introducción, veamos ahora algunos datos estadísticos: (3)

Resumen de datos de Personas por sexo, características demográficas y tipo de uso de TIC:

Aquí podemos confirmar que más de la mitad de las personas mayores de 65 años han utilizado internet con cierta frecuencia en los últimos tres meses.

Más importante tal vez, que la foto actual, es ver la evolución en el tiempo que han experimentado las personas entre 55 y 64 y entre 65 y 74. Aquí vemos el avance espectacular en la incorporación del uso de las TIC entre estos segmentos:

Evolución de datos de Personas (2006-2019) por características demográficas, tipo de uso de TIC y periodo:

Si bien el enfoque de mi artículo, como he dicho, es desde el positivismo, creo que es importante mencionar las barreras/amenazas que aun existen entre las personas mayores que los mantienen alejados de las tecnologías porque nos ayudan a identificar los campos donde centrarse para vencerlas y hacer las TIC más inclusivas.

Barreras físicas:(4)

  • Dificultad para utilizar pantallas táctiles (prefieren botones) – Motriz
  • Mala memoria que les impide o dificulta recordar las funciones – Memoria
  • Sensación de bloqueo frente a mensajes raros o poco comprensibles. – Cognitivo
  • Problemas relacionados con la visión y la audición – Visión y Audición
  • Dificultad para acceder a contenidos relevantes en internet (no son útiles o no están adaptados) – Cognitivo
  • Percepción de dificultad – Cognitivo

Barreras funcionales:(5)

La utilidad: Desconocimiento general sobre la utilidad que pueden aportarle para mejorar su calidad de vida. Hay que trabajar en educación y concientización..

La complejidad: No se atreven directamente a utilizar estas herramientas por miedo a romper o estropear el dispositivo. Aquí se debería acercar a los mayores bajo supervisión de alguien que les inspire confianza y los anime a “trastear”.

El sentimiento de desfase: La mayoría de los adultos mayores que se introducen de forma autónoma en el mundo de las nuevas tecnologías suelen tener entre 50-55 años. Existe un sentimiento de desfase con respecto a estos nuevos instrumentos. Una vez más, el ayudarles a experimentar ayudaría a vencer ese sentimiento que no es real.

Capacidad económica reducida: Es cierto que para algunas personas mayores la tecnología es aún cara y este es el factor de exclusión. En la medida que se vayan desarrollando productos adaptados para los mayores, se tendrá en cuenta este aspecto para hacerlos más accesibles.

La exclusión de la Tercera Edad en la sociedad de consumo: Actualmente los productos tecnológicos son los más publicitados en los medios de comunicación de masas. Sin embargo, dicha publicidad rara vez es protagonizada por personas mayores. Como hemos visto en otro artículo anterior, la Silver Economy cobra cada vez más relevancia y se ve ya como se comienza a incluir a las personas mayores de forma natural en las comunicaciones y anuncios.

Por último, quisiera dejar algunas iniciativas que están dirigidas a para eliminar estas barreras y achicar la brecha digital entre las personas mayores:

Evoluciona en red: Fundación ciber voluntarios que busca acercar el uso de las tecnologías a los mayores a través de un programa de formación.

TIC para una vida independiente y el cuidado de ancianos en el hogar a través de:

  • Paquete de inversión social para la cohesión y el crecimiento
  • Paquete de empleo para una recuperación generadora de empleo
  • Asociación para la innovación en salud y el envejecimiento activo

Impulsan la agenda política en el campo de la atención a largo plazo

Hogar digital accesible ([email protected]):

Proyecto Hogar Digital Accesible ([email protected]), que tiene como objetivo el de ser un referente en relación con la formación y las actividades de I+D+i.

En el proyecto se han incorporado las últimas novedades de las TIC para permitir al usuario el acceso seguro y personalizado a la vivienda, inclu­yendo todos los elementos domóticos, para poder controlar la casa desde cualquier lugar usando una red fija o móvil.

Plataforma de tecnologías para la salud y la vida activa e independiente:

Cubre las áreas principales de:

— Salud.

— Bienestar.

— Cohesión social

Esto incluye el uso de la tecnología en la sanidad, la facilitación de la vida independiente de las personas con discapacidad, la mejora de la calidad de vida y la autonomía de las personas mayores.

Proyecto Telpes:

La Fundación CNSE, CNSE, Cruz Roja Española y Fundación Vodafone España, a través de la financiación del Plan Avanza del Ministerio de In­dustria, Turismo y Comercio, han desarrollando el proyecto Telpes.

Su objetivo fue identificar el tipo de ser­vicios de teleasistencia necesarios dentro de la comunidad de personas mayores sordas y comprobar su efectividad para la prestación de servicios de apoyo a domicilio y la mejora de la calidad de vida de este colectivo.

Año europeo del envejecimiento activo:

Durante 2012 se celebró el Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional.

La aportación de la Unión Europea al envejecimiento activo y a la solidaridad entre las generaciones.

Fomento de las TIC para el envejecimiento activo.

Plan de acción europeo sobre tecnologías de la información y la comunicación y envejecimiento llamado «Envejecer mejor en la sociedad de la información».

Hasta la próxima!

Fuentes consultadas:

1.Estudio “Los mayores ante las TIC: accesibilidad y asequibilidad” (Fundación Vodafone, 2011 pág. 349)

2.Tecnología y personas mayores – Santiago Gil González y Cristina Rodríguez-Porrero – Ceapat-Imserso 2018

3. Istituto Nacional de Estadística

4. Las dos caras de la irrupción tecnológica en la vida de los mayores

5.Las personas mayores y el uso de la nueva tecnología

Suscríbete!

Déjame tus datos para poder recibir todas las novedades y publicaciones.